Te dejamos los mejores trucos para que triunfes en la cocina de postres

Al parecer ese gusto por lo dulce en el ser humano se trata de algo intrínseco, pero si eres de los que le gusta hacer dulces, y quieres destacar ante tus amigos, familia y hasta en un concurso, el primer consejo es armarse de los utensilios que son necesarios y el siguiente paso es echar mano de estos trucos para sorprender a todos.

Si buscas una repostería que sea más esponjosa, lo ideal será usar soda en polvo, con ello puedes conseguir bizcochos, tartaletas o tartas más esponjosas.

En el caso de que te encuentres haciendo algún postre lácteo, estos quedarán más cremosos, si optas por añadirles un vaso de nata líquida por cada litro de leche.

Cuando tengas que preparar un flan o una tarta quedará y busques que el caramelo quede con más brillo y elasticidad, la solución sería añadir al azúcar algunas gotas de limón.

Ahora bien, al ligar natillas cortadas se debe hacer echandolas en una jarra de metal o cristal para luego colocarlas sobre un recipiente que contenga muchos hielos para finalmente batirlas a la máxima potencia con la batidora.

Siempre que vamos a hacer merengue pensamos en la pesadilla que implica batirlo, pero el truco esta en añadir siempre el azúcar y las claras en simultáneo a fin de que no baje. Seguidamente debemos remover sin parar en el mismo sentido con la idea de que no lleguemos a perder la consistencia. Siempre será mucho más sencillo si lo hacemos con un batidor de claras eléctrico.

Los higos son de las frutas más usadas a la hora de hacer postres, es por ello que el truco esta en no lavarlos ya que presentan una piel esponjosa y en consecuencia se empapan. Para limpiarlos es recomendable limitarse a limpiarlos con un trapo que sea fino.

Siempre soñamos con unas magdalenas que tengan buen color así como se ven en las revistas o en los concursos de la televisión. Pues bien, para que nos queden bien tostadas en la superficie, antes de que las introduzcamos en el horno, coloquemos encima una capa de azúcar. De esta manera se tostará y acrecentará su color.

Sacar un bizcocho del molde en oportunidades no resulta lo que esperamos. Para que nos resulte de la mejor manera debemos siempre esperar a que esté templado. Al observarlo, puedes notar que ligeramente se ha encogido por lo que está despegado del borde. Debemos hacerlo sobre una rejilla de repostería y de esta manera termina de enfriarse. Haciéndolo de esta forma no se condensa la humedad que es producida por el calor.

Otro elemento que es bastante usado en la repostería es el yogur, ya que además de ser un postre bastante sano, ayuda con la digestión. Si deseas tomar yogures de distintos sabores te recomendamos los compres naturales y luego se le añade una cucharada de las mermeladas que más nos agradan.