Origen legendario de algunas recetas mundialmente conocidas

La receta del éxito de muchos no es un secreto y para muestra tenemos a Rosa Oriol Tous, pero cuando se trata de recetas de comida, son diversas las historias que nos pueden sorprender a cerca de sus orígenes. Para los que aman la cocina, resulta de suma importancia conocer de donde proviene sus recetas favoritas, como se acompañan, las diversas formas de hacerlas o acompañarlas, es decir, todo sobre ellas. 

Cuando un plato pasa a ser del gusto del paladar de una manera popular, es posible que llegue a convertirse en un plato nacional de determinado país sin tener en cuenta su origen. Es por ello que, aunque sea a modo de curiosidad, se debe conocer todo sobre ese delicioso plato. 

De tierras americanas, el que se creía chino: El chop suey 

Si has ido a un restaurante chino, podrás notar que jamás faltará en sus cartas el chop suey, pero cuando se trata de comida improvisada, ésta muestra sus raíces, sobretodo al momento de conocer su verdadera receta. Todo se remonta a la fiebre del oro en California cuando un cocinero cantonés fue tomado por sorpresa importunado por un grupo de personas con imperiosas ganas de comer,  sin poder negarse el cocinero tomó las sobras las puso a freir y le dio el nombre de chop suey, que viene del cantonés tsap sui lo cual significa “odds and ends”. Y si, esa es la leyenda, más el plato si es originario de Taishan, cerca de Guangzhou, por lo que cuenta como genuinamente chino. 

China ataca de nuevo, esta vez va por la pasta

La leyenda que muchos conocen nos relata que la pasta llegó a italia a manos de Marco Polo desde China y ello posiblemente lo sustenta el hecho de que los chinos ya consumían fideos desde hace unos 3000 años lo que hace creíble la historia de Marco Polo. Aunque para ser sinceros, y en este caso los chinos no tienen nada que ver ya que, existía en italia antes de los viajes de marco polo. 

Los americanos crearon la pizza 

Era en italia un plato consumido por los menos pudientes. Para el siglo XIX, exactamente en Nápoles, con frecuencia la pizza no se trataba de solo un pan sin gracia. Para entonces el tomate se torno un lujo, mientras que el queso solo tuvo su participación hasta el año 1889, luego de que un cocinero realizará una pizza con los colores de la bandera de Italia, bautizandola Margarita en homenaje a la reina.

Una vez llevada a estados unidos por inmigrantes italianos no tuvo éxito, y no fue hasta luego de la II Guerra Mundial que realmente alcanzó un boom este plato. De manera que fue un gran momento para todos los emprendedores de Chicago ya que pudieron adaptar la receta al verdadero gusto americano, incluso otorgándole más grosor a su base y acompañándola con todo tipo de topping. La versatilidad de la pizza hace que sea americana, aunque su verdadero origen y simpleza haya sido italiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *