La gastronomía coreana y sus características

Si buscamos algo de comprensión sobre la manera en la que se hace la comida coreana, es importante en primera instancia tener idea de la filosofía tradicional de este pueblo asiático donde “el cuerpo y la mente son uno”. Bajo esta premisa, se puede extraer que si el cuerpo no cuenta con buena salud, la mente se enfermara; y por el contrario, y si la mente se encuentra sana, entonces el cuerpo estará sano, pues el cuerpo y la mente se mantienen unidos.

En consecuencia, los médicos que se dedican a la oriental, no solo se ocupan de tratar de curar el cuerpo, sino que van más allá procurando que el paciente mantenga una buena salud mental.

La comida es la medicina cuando se busca que la mente y el cuerpo se encuentren unidos

La gastronomía coreana cuenta con miles de años de historia basada en este pensamiento en donde se conjugan lo físico y lo psíquico. En pocas palabras: la comida es la medicina. Desde sus antepasados, el objetivo de comer no solo era llenar el estómago y proporcionar la nutrición que requiere el cuerpo, sino que pensaban también que la comida simplemente era la medicina con la que se podían curar enfermedades físicas.

Sustentados en dicha teoría, la cocina coreana se muestra abundante en vegetales silvestres, hierbas medicinales, ingredientes medicinales, entre otros. Cotidianamente se puede escuchar dentro de su lenguaje: “Tal comida es buena para tal parte del cuerpo”, o “Coma tal alimento para aliviar el dolor de tal área del cuerpo”. Es quizás la razón por la que se venden bastante rápido en el mercado esos ingredientes que han sido recomendados en la televisión o periódicos. Es en realidad un fenómeno muy particular de Corea.

Sumado a todo, encontramos la filosofía Yin y Yang que es la clave con la que puede comprenderse la gastronomía coreana. Gracias a la creencia de que uno puede conseguir la salud manteniendo un exceente equilibro entre el Yin y el Yang y los cinco elementos, las mesas de hansik tradicional nos muenstran cinco colores de comida o de decoración de comida: verde, rojo, amarillo, blanco y negro.

En esta teoría podemos encontrar la sabiduría de los ancestros quienes pensaban en efectos visuales para estimular el apetito y la balanza nutricional. Este es un concepto similar al manejado por la campaña “5 por día”, que consiste en promocionar una dieta diaria que incluya frutas y verduras de 5 colores para reducir el riesgo de enfermedades de adultos y cáncer.

En simultáneo deben estar todos los platos en la misma mesa 

Si hemos tenido la oportunidad de visitar algún restaurante de hansik, es posible que hayamos notado la mesa colmada de platos. Existe gran cantidad y variedad de platos de guarnición. Cuando nos encontramos ante una mesa repleta, es cuando se puede comprender de mejor manera el dicho, “las patas de la mesa están por romperse“.

En la actualidad, diversos restaurantes de hansik de lujo se ocupan de servir la orden plato por plato, es decir, al estilo occidental, aunque en el sistema de hansik tradicional no hay conceptos de entrada, ni sopa, ni plato fuerte. Dentro de los elementos fundamentales del hansik podemos encontrar el arroz, sopa y kimchi.