Al fin los científicos nos dan la razón a los golosos

Para quienes amamos los dulces sería la felicidad total poder comprarlos como cápsulas de café, pero mientras ello se gesta sabemos que no puedes resistirte cuando se presenta uno delante de ti y ello se demuestra ampliamente en la felicidad que te genera. 

Ahora es momento de desmentir a todo el que te ha levantado calumnias diciendo que no podrás bajar de peso, o que dejaras de ser saludable si comer dulces, por lo que de inmediato.debes dejarlos. Según una investigación llevada a cabo en la Universidad de Tel Aviv, se realizó un registro de la dieta que llevaban unas 200 personas donde la mitad consumía en sus desayunos al menos 600 calorías en los que incluían panqueques, galletas e incluso donas. Mientras que la otra mitad, consumía un desayuno contentivo de 300 calorías que se componía de proteínas y lácteos.

¿En qué consistió el hallazgo? 

Inicialmente las personas que siempre consumían dulces no estaban sujetas a antojos con lo cual no tenían ataques de hambre durante el día. Asombrosamente la mayoría de los integrantes de ambos grupos bajaron de peso incluso las que no se privaban de un dulce, mantuvieron su peso, mientras que los otros tuvieron tendencia a recuperarlo.

El fenómeno presentado es explicado por los especialistas de la siguiente forma: y es que el cuerpo suele almacenar más energías con la idea de funcionar de forma correcta durante todo el día y también para no verse  tentado a causa de los antojos a distintas horas.

Esta investigación nos ha brindado una excelente razón para comer dulces pero sin perder de vista la cantidad que se consume. De esta manera cuidamos el peso, y obtenemos los siguientes beneficios:

Un sano corazón

Las cardiopatías pueden verse disminuidas con tal solo un cuadrado de chocolate al día, ya que el chocolate amargo reduce la presión de las personas gracias a los altos niveles de antioxidantes que contiene actuando como antiinflamatorio y protege el sistema inmune.

Actúan como afrodisíacos

Es increíble el poder afrodisíaco que poseen algunos dulces y ello funciona tanto en hombres como en mujeres. Un ejemplo de ello es el pastel de calabaza ya que tiene un alto contenido de zinc el cual se encarga de incrementar los niveles de testosterona. De la misma forma se comportan la vainilla y el chocolate amargo. 

El peso Sí puede bajar

Al disfrutar de un delicioso postre, según la ciencia puedes bajar de peso ya que si uno presta atención a cuándo come, entonces se tiende a comer menos. 

Se mantienen a raya los derrames cerebrales

Unos 10 gramos de chocolate negro reduce a un 17% el riesgo de padecer un ACV. Pero es recomendable consumir el que contiene una composición de al menos 65% cacao.

Despídete de los antojos nocturnos

A todos nos ha pasado aunque sea una vez, que justo en la noche aparecen esas irremediables ganas  de comer algo dulce, y ello se convierte en una de las peores traiciones que podemos realizar a nuestra dieta. Pero la idea es ser flexibles siempre para evitar lo prohibido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *