Ahora podemos encontrar joyas en nuestros postres

Los amantes del dulce siempre esperan con ansias la hora del postre, muchas veces con más ganas que de la misma comida. Sin importar que sea un helado, pastel o cualquier otra preparación, hemos encontrado postres por los que deberás pagar miles de dólares para degustar. Se han denominado como los postres más caros del mundo y son tan escasos que te tocará viajar a lugares específicos para poder degustarlos. Es como si estuvieras adquiriendo una pieza de joyería importante como las de la joyera Rosa Tous, que te enamora, te cautiva y te apasiona pero en versión de postre que al poco tiempo terminará en tu estómago.

Pueden estar espolvoreados con oro o tener diamantes en su interior, estas  son algunas de las características que hacen de estos postres piezas tan exclusivas. Tienen preparaciones complicadas que pueden tomar hasta 72 horas para completar su realización y claro está, todo se ve reflejado en la alta cuenta ya que muchos de estos postres no son inferiores a los mil dólares.

A continuación te presentamos algunos de los postres más costosos alrededor del mundo. El Golden Opulence Sundae es considerado como el helado sundae más costoso del mundo y está conformado por un helado de vainilla de Tahití, bañado con vainilla ahumada importada de Madagascar y envuelto con láminas de oro de 23 quilates. Para comer este postre se utiliza una cuchara de oro. Lo puedes encontrar en el restaurante Serendipity 3 en Nueva York por tan sólo mil dólares.

El Brownie Extraordinaire with Saint Louis suena como un postre convencional. Un típico brownie cubierto de avellanas y caramelo, lo que hace extravagante a este postre, es que se sirve junto a una botella de perfume de cristal Saint Louis, el cual tiene un vino muy exclusivo llamado Quinta Noval 1996. Se encuentra en el hotel Tropicana de Atlantic City en Nueva Jersey y su costo es también de mil dólares. Mientras que los Macarons Haute Couture, son postres conocidos en Francia y fácilmente accesibles. En el Pierre Hermé los macarrones pueden tener un costo de hasta 7 mil dólares, un precio a pagar por la alta cocina francesa.

El Stilt Fisherman Indulgence tiene un precio de nada más y nada menos que 14 mil dólares. Este postre está preparado con una base de crema irlandesa, rodeado de pan de oro, frutas y salsa de champagne. Lo que distingue este postre es que viene acompañado de una aguamarina de 80 quilates, una hermosa gema con tonos azules verdosos apreciada por los amantes de la joyería. Sólo se consigue en The Fortress en Sri Lanka. En el Serendipity 3 de Nueva York también podemos encontrar el Frozen Haute Chocolate, un helado bañado con 5 gramos de oro, servido en una copa con incrustaciones de diamantes blancos. Además tiene 28 tipos de cacao y la cuchara con la que se come es de diamantes y te la llevas como regalo. Tiene un costo de 25 mil dólares.

El Cannoli de Diamantes lo encontramos en el restaurante Jaspers y tiene el mismo relleno convencional, la diferencia es que está cubierto con una lámina de oro comestible. Además se incluye un collar de diamantes con este postre y su precio es de 26 mil dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *